Tarde de primavera

2:50 María Gabriela León Hernández 2 Comments

Amar la poesía es amar la vida
El Rosedal - Buenos Aires
Sentada en el balcón
en apacible tarde de primavera
viajo con palabras
que bailan sobre papel.

Con melodías sublimes
danzan historias de amor,
desamor, alegrías y dolor.

En nubes de imaginación
que entonan canciones de sueños
me extravío en laberintos
marcados por ritmos de finas letras.
Amar la poesía es amar la vida








2 comentarios:

  1. De los mejores bailes y extravíos que pueden experimentarse, desde luego, con una de las mejores compañeras que todo ser humano puede hallar, las letras.

    ResponderEliminar
  2. Las letras son excelentes compañeras! Saludos Gonzalo.

    ResponderEliminar