Decadencia

12:53 María Gabriela León Hernández 2 Comments

Amar la poesía es amar la vida
Los romanos de la decadencia (Les Romains de la Décadence1847Orsay), de Thomas Couture.



"Arrasado el jardín, profanados los cálices y las aras, entraron a caballo los hunos en la biblioteca monástica y rompieron los libros incomprensibles y los vituperaron y los quemaron, acaso temerosos de que las letras encubrieran blasfemias contra su dios, que era una cimitarra de hierro."

Los teólogos
Jorge Luis Borges


Un hecho abominable,
en la entonces
casi desierta ciudad,
adquirió protagonismo:
Legiones de ratas bípedas,
vestidas de negro ingenio,
corrían y abrazaban
la fama y la codicia.

Provistas de ojos inmortales,
en noches pálidas,
las ánimas se reflejaban
en espejos de avaros juegos
hundidos en el temor 
y la inacción.




2 comentarios:

  1. De maravillosa prosa, trasmites sentimientos... siempre, gracias por tus letras... un abrazo, feliz hoy!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Angel Desconocido!!!!! Siempre tienes una palabra generosa para mis escritos. Felicidad. Un abrazo.

      Eliminar