Bienvenida al mundo

21:05 María Gabriela León Hernández 0 Comments

Cuentos y poemas
Detalle plañidera tumba Minnakht din XVIII

Al nacer lo primero que escuchó fue: “¡Y este pequeño carbón! ¿De dónde salió?”. Asustada lanzó un grito y comenzó a llorar. Durante nueve meses su mamá le cantó:
“Manitas de leche tibia
bucles de sol brillante
opacas con tu belleza
a los carbones danzantes".



Cuentos y poemas

0 comentarios: